Tipos de Cáncer Infantil más comunes en Honduras

En Honduras los tipos de cáncer que más son diagnosticados: La Leucemia, los tumores cerebrales, linfomas (que es cáncer en el sistema linfático o ganglios), tumores de riñón o glándula suprarrenal y los neuroblastomas. Se presentan de 10 a 15 tipos de cáncer en los niños.

Una vez diagnosticado el tipo de cáncer, es importante que los padres busquen ayuda para su hijo en la Consulta Externa de la Sala de Hemato Oncología Pediátrica tanto del Hospital Escuela Universitario en Tegucigalpa como en el Hospital Mario Catarino Rivas en San Pedro Sula.

LEUCEMIA

Es un grupo de enfermedades malignas de médula ósea que provoca un aumento incontrolado de leucocitos en las células sanguíneas. Sin embargo, se puede afectar cualquier otra línea celular.

Es el cáncer más frecuente en la infancia. En este tipo no existe tumor sólido, sino que se daña la parte donde nacen las células de la sangre y afecta los componentes que la forman, que se encargan de defendernos de las infecciones.

Tipos:

  • Leucemia Linfoblastica Aguda
  • Leucemia Mieloide Aguda
  • Leucemia Linfoblastica Crónica

Síntomas y señales de leucemia:

  • Fiebre de más de dos semanas sin causa aparente
  • Falta de apetito
  • Cansancio, falta de ánimo
  • Palidez en todo el cuerpo
  • Dolores de piernas
  • Moretes, sangrados y manchitas puntiformes en la piel (petequias)
  • Abultamiento del abdomen

LINFOMA

Es un cáncer del sistema linfático. Se les llama también tumores sólidos hematológicos. Ataca los ganglios, los vasos finos que son conductores de la sangre y los linfocitos, por lo que también imposibilita la defensa ante infecciones.

El sistema linfático se encuentra en casi todo el cuerpo, por lo que los linfomas se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo.

Tipos:

  • Linfoma Hodgkin
  • Linfoma No Hodgkin

 

TUMOR DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (SNC)

Es cualquier masa generada por el crecimiento descontrolado de células. Son los tumores sólidos en la cavidad craneal más frecuentes en la infancia.

Se presentan desde el primer año de vida hasta la adolescencia y con mayor incidencia en niños que en niñas. Debido a que el cerebro y la columna vertebral son muy complejos y que el cerebro controla muchas funciones importantes del cuerpo pueden encontrarse varios tipos de cáncer.

Síntomas:

  • Dolor de cabeza que despierta al niño y es más intenso por la mañana, náuseas y vómitos en forma de proyectil (vómitos de manera súbita y abrupta)
  • Alteración del estado mental
  • Cambio de personalidad (irritable o depresivo)
  • Cambio súbito de ánimo y de conducta
  • Alteraciones en la visión (visión doble, ceguera)
  • En los niños menores de 2 años se presenta irritabilidad por aumento de la presión en el cráneo, sin apetito, con vómito y con pérdida o poco aumento de peso.

 

CÁNCER DE HUESOS (OSTEOSARCOMA)

Es el tumor de huesos más frecuente, se presenta más en hombre que en mujeres en la adolescencia y vida adulta. El síntoma más común es el dolor en la extremidad afectada que aumenta al caminar.

Puede haber cojera al caminar y generalmente se ubica en huesos largos (muslo, pierna y brazo). Si se detecta tardíamente empeora su pronóstico. Si se recibe tratamiento combinado (cirugía y quimioterapia) de forma oportuna su sobrevida puede ser hasta de un 70%.

Síntomas:

  • Fiebre de más de dos semanas
  • Sudores nocturnos
  • Pérdida de peso
  • Falta de apetito
  • Falta de ánimo
  • Aparición de bolitas en el cuello, axila, entrepierna, con cambios inflamatorios y de consistencia dura.
  • Abultamiento o crecimiento de la barriga

 

SARCOMA-RABDOMIOSARCOMA

Los tumores malignos que se desarrollan en tejidos blandos se denominan sarcomas. Bajo el término de “partes blandas” se incluyen los tejidos que conectan o cubren las diversas estructuras y órganos del cuerpo humano, como son los músculos, tendones, grasa, vasos sanguíneos, nervios, etc.

El sarcoma o tumor mesenquimal maligno más frecuente en los niños es el Rabdomiosarcoma. La edad media de aparición es a los cinco años y afecta mayoritariamente a los varones. Puede originarse en cualquier parte del organismo y por tanto los signos y síntomas dependen de la localización primaria del tumor. Aunque frecuentemente se encuentran en cabeza y cuello, pelvis y extremidades.

 

RETINOBLASTOMA

El retinoblastoma es causado por una mutación en un gen que controla la forma como las células se dividen. En consecuencia, las células se multiplican fuera de control y se vuelven cancerosas.

En aproximadamente la mitad de los casos, esta mutación se desarrolla en un niño cuya familia nunca ha tenido cáncer en el ojo. En otros casos, la mutación está presente en varios miembros de la familia. Si la mutación es hereditaria, existe un 50% de probabilidades de que los hijos de una persona afectada también tengan la mutación. Por lo tanto, estos niños tendrán un alto riesgo de desarrollar retinoblastoma.

El cáncer generalmente afecta a niños menores de 6 años. Se diagnostica con mayor frecuencia en niños entre 1 y 2 años.

Síntomas:

  • Uno o ambos ojos pueden estar afectados.
  • La pupila del ojo puede aparecer blanca o tener manchas blancas. Con frecuencia, se observa un brillo blanco en el ojo en las fotografías tomadas con flash. En lugar del típico “ojo rojo” del flash, la pupila puede parecer blanca o distorsionada.
  • Estrabismo convergente
  • Visión doble
  • Ojos desalineados
  • Enrojecimiento y dolor en el ojo
  • Visión deficiente
  • Iris que puede ser de diferente color en cada ojo
  • Si el cáncer se ha diseminado, se puede presentar dolor óseo y otros síntomas.

 

TUMORES GERMINALES

Los tumores de células germinales pueden ser malignos (cancerosos) o benignos (no cancerosos) y están formados mayormente por células germinales. Estas células se desarrollan en el embrión (feto o bebé nonato) y se transforman en las células que conforman el sistema reproductor masculino o femenino. Estas células germinales siguen la línea media del cuerpo luego de su desarrollo y descienden a la pelvis como células ováricas o a la bolsa escrotal como células testiculares. La mayoría de los tumores ováricos y testiculares tienen su origen en las células germinales.

Los tumores de células germinales son raros, ya que sólo representan entre el 2 y el 4 por ciento de todos los cánceres de niños y adolescentes menores de 20 años.

Estos tumores pueden propagarse (producir metástasis) a otras partes del cuerpo Los lugares más comunes en los que se produce la metástasis son los pulmones, el hígado, los ganglios linfáticos y el sistema nervioso central. En raras ocasiones se registraron tumores de células germinales que se propagaron hacia los huesos, la médula ósea y otros órganos.

 

HISTIOCITOSIS

La histiocitosis de células de Langerhans es un tipo de cáncer que daña el tejido o produce lesiones en uno o más lugares del cuerpo.

El riesgo de histiocitosis de células de Langerhans aumenta si se tienen antecedentes familiares o uno de los padres estuvo expuesto a ciertas sustancias químicas.

Síntomas:

  • Piel y uñas
  • Boca
  • Huesos
  • Ganglios linfáticos y timo
  • Sistema endocrino
  • Sistema nervioso central
  • Hígado y bazo
  • Pulmones
  • Médula ósea

 

CÁNCER DE HÍGADO (HEPATOBLASTOMA)

El cáncer de hígado infantil es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado. Hay diferentes tipos de cáncer de hígado infantil.

Ciertas enfermedades y afecciones pueden aumentar el riesgo de cáncer de hígado infantil.

Síntomas:

  • Los signos y síntomas son más comunes después de que el tumor se agranda. Otras afecciones pueden producir los mismos signos y síntomas. Consulte con el médico de su niño si este tiene alguno de los problemas siguientes:
  • Una masa en el abdomen que puede ser dolorosa.
  • Hinchazón en el abdomen.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Pérdida del apetito.
  • Náuseas y vómitos.

 

SARCOMA SINOVIAL

El sarcoma sinovial es una clase de sarcoma de tejidos blandos que constituye un tipo de cáncer que surge de los tejidos blandos cercanos a las articulaciones, pero a veces se puede desarrollar en los riñones y en los pulmones.

Pese a su nombre y su ubicación cerca de las articulaciones, el sarcoma sinovial no surge del tejido sinovial mismo (el tejido que forma el revestimiento de la articulación). Los investigadores no saben qué tipo de células es el que se desarrolla para formar este cáncer.

El sarcoma sinovial es un tumor muy raro que se observa con más frecuencia en personas jóvenes, generalmente menores de 30. El sarcoma sinovial no tiene factores de riesgo conocidos, pero la genética podría tener algo que ver en su crecimiento.

Síntomas:

  • Un bulto o inflamación cerca de la zona afectada, a menudo indoloro
  • Problemas para usar una o ambas piernas, pies, brazos o manos
  • Dolor cerca de la zona afectada, si el tumor invade una zona con muchos nervios
  • Problemas con las funciones corporales cerca de la zona afectada, como por ejemplo problemas para respirar si el tumor está cerca del cuello.

 

SINDROME MIELODISPLÁSICO

La mielodisplasia (MDS) se refiere a un grupo de trastornos relacionados con la incapacidad del cuerpo de producir suficientes células sanguíneas normales. Estas células son producidas por la médula ósea, el material esponjoso que está dentro de los huesos.

La MDS puede reducir la producción de cualquier tipo de células sanguíneas, y a veces de todas:

  • Glóbulos rojos, que transportan oxígeno a los tejidos del cuerpo
  • Glóbulos blancos, que ayudan a proteger contra infecciones y a combatirlas cuando ocurren
  • Plaquetas, que ayudan a la sangre a coagular

Como resultado, los pacientes con MDS tienen más tendencia a desarrollar lo siguiente:

  • Sangrados difíciles de detener, por escasez de plaquetas. El sangrado grave puede llevar a un shock y ser mortal.
  • Anemia, por escasez de glóbulos rojos.
  • Infecciones, por escasez de glóbulos blancos.